Capitalismo 2.0

15 02 2009

Destroy capitalism, photo by Cody Sims licensed Creative Commons BY-NC-SA 2.0

Es una realidad, ya el capitalismo no tiene muchos amigos.

Este necesitaba evolucionar y re-adaptarse a los tiempos modernos,  y por eso acaban de lanzar la versión 2.0, que lejos de la primera, ahora esta nueva versión es mucho más social y más humana.

La versión anterior ya demostró estar en su etapa de obsolecencia, en otras palabras, fracasó, es del siglo pasado, y mantenerla funcionando puede desatar las peores consecuencias hasta llevarnos más al fondo de una crisis económica mundial que comenzó por culpa del mismo Capitalismo 1.0 que ha mantenido a muchas naciones en la pobreza.

Este blog es de creatividad y este post de creatividad se trata, no se asusten, no amanecimos de mal humor y nos sumergimos en la escuela de negocios de Harvard para flagelarnos. Es que el Capitalismo 2.0 es una tendencia que hay que mirarla de cerca, hay que aprovecharla, y más aún, implementarla como nuevo modelo a la hora de pensar en futuro.

Por eso, si quieren estudiar más a fondo esta nueva teoría, les recomiendo que lean The Smart Growth Manifest por Umair Haque. Yo mientras, voy a hacerles un pequeño resumen, traducido y re-editado sobre este Crecimiento Inteligente.

El Crecimiento Inteligente

Todo trata de evolución, y el Capitalismo 2.0 no puede seguir funcionando con softwares anticuados, viejos y obsoletos. Ahora tienen que desarrollarse a la par nuevos sistemas políticos, culturales y socio económicos que sean compatibles con esta nueva ideología.

De eso trata The Smart Growth, es Crecimiento Inteligente, una manera de crecer que es compatible con el Capitalismo 2.0

Aquí los 4 pilares del Crecimiento Inteligente:

(Sirve tanto para el planeta como para una agencia de publicidad, sólo espero que algún gerente de una agencia lea este post)

1. Outcomes, not income.

Resultados, no ingresos. Antes todo se basaba en los ingresos – somos más ricos ahora que antes?.  Ahora, el Crecimiento Inteligente es sobre la gente, y que tan bien o mal ellos están- y no necesariamente que tanto la economía puede empeorar con o sin ellos.

El Crecimiento Inteligente mide los resultados de la gente -no sólo sus ganancias. Es si están más sanos, más felices, más contentos, más capaces, más inteligentes? Son los valores humanos tangibles los que hacen promisoría una economía.

2. Connections, not transactions.

Conexiones, no transacciones. Antes, mirabamos sólo lo que pasaba a través de la fibra óptica del comercio, hoy, tenemos que ver como están hechas esas conexiones, su progreso, su adaptabilidad, su velocidad, su valor y su eficiencia.

3. People, not product.

La gente, no el producto. La próxima vez que escuchen a uno de estos gerentes de la vieja escuela hablar sobre el “producto”, haganle saber que el siglo 20 ya pasó hace una década. El Crecimiento Inteligente no esta manejado por generar productos, está manejado por las habilidades y la dedicación y la creatividad de su gente.

Si eres de la vieja escuela y te preguntas, Cuál es la diferencia? la respuesta es: Todo. Gente, no producto, trata de una nueva forma de ver la mobilidad laboral, la inversión del capital humano, los standards del mercado de trabajo, y la eficiencia en el mercado laboral.

El Crecimiento Inteligente no trata sobre la explotación y asalariar, buscando siempre tener los costos más bajos en “recursos” humanos– es más sobre motivación, es darle al capital humano el poder y las herramientos para encontrar el capital necesario para crear, inventar, e innovar al máximo.

4. Creativity, not productivity.

Creatividad, no productividad. Uh-oh: ¿Cómo la medimos?  —  Fácil, no lo hagamos, creamos. La productividad es medible, nos enfocamos muchos años en ella, y por eso fracasamos.

A ver cómo les explico, ajam, por ejemplo: El país más productivo del mundo es China, ¿Piensan que China puede cambiar el mundo?. La respuesta es simplemente no, porque sólo produce, no crea, ni tiene ideas tan poderosas como para cambiar el mundo.

Estos son los 4 pilares que hablan de cómo devolverle el caracter humano a la economía, y olvidarnos de las realidades del mercado y aprender a valorar a la gente buena que tenemos.

via harvardbusiness.org

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: